Cuchillos de ceramica para la cocina

Cuchillos ceramicos para la cocina

Los cuchillos de acero son indispensables en tu cocina, pero los cuchillos de cerámica son un plus que si añades a tu cocina te facilitará ciertas tareas por su maniobrabilidad y facilidad de corte, pero siempre teniendo en cuenta que hay que tratarlos con su debido cuidado.

 

Cuchillos de ceramica

Ventajas

Entre sus ventajas están:

Son más higiénicos: no dejan entrar suciedad, microorganismos o sabores de otros alimentos, porque la cerámica es un material menos poroso que el acero inoxidable.

Más ligeros al estar hechos de material cerámico, por lo que son más maniobrables que los cuchillos de acero inoxidable.

Más fáciles de limpiar porque la suciedad no se pega a la hoja.

No se oxidan, pues la cerámica no es un metal.

Permanecen afilados más tiempo por la dureza del material.

 

Desventajas

Suelen ser de precio más elevado que los de acero inoxidable.

Se tienen que utilizar afiladores especiales, por lo que son más difíciles de afilar.

Más frágiles que los de acero inoxidable, por lo que son menos resistentes a caídas y golpes cotidianos.

A pesar de que la cerámica es más dura que el acero y eso mantiene su filo y no se raya por más tiempo, es más frágil, por lo que es ideal para cortar ingredientes blandos con facilidad y extraordinaria precisión, pero no es recomendable cortar con ella ingredientes muy duros o en tablas de piedra.

Su mayor facilidad de corte hace que haya que tener cuidado especial al utilizarlos.

 

 

 

Cuidados y mantenimiento

El proceso de cuidado y mantenimiento de cuchillos cerámicos

 El mantenimiento es un proceso sencillo, dado el tipo de material del que estamos hablando, pero que conviene seguir, con seriedad para evitar tanto la rotura como el deterioro de nuestros cuchillos de cerámica.

En cuanto a la limpieza, el primer aspecto a considerar es que, salvo excepciones, estos cuchillos no son adecuados para el lavavajillas. Y es que la presión del agua que ejerce este electrodoméstico, como las altas temperaturas que se alcanzan en su interior, pueden llevar a la hoja a deteriorarse o incluso romperse. Es necesario proceder con una limpieza a mano que preserve la calidad de la hoja.

  • Como la hoja es extremadamente afilada, manipule el cuchillo siempre con gran precaución.
  • Los cuchillos de cerámica solo deben usarse para cortar alimentos y no son aptos para golpear o para usarlos como palanca.
  • Las hojas de cerámica no son resistentes a los golpes.
  • Nunca deje caer el cuchillo al suelo o sobre superficies duras.
  • Para conservar durante largo tiempo el filo de la hoja, le recomendamos cortar sobre una base de madera o de plástico.
  • No utilice el cuchillo para cortar objetos duros como alimentos congelados, huesos, metal, etc.
  • No exponga nunca la hoja directamente a una llama (elevada conductividad del calor)
  • No limpie el cuchillo con cepillos o esponjas de acero o aluminio.
  • Después del uso, lave el cuchillo con un detergente suave.
  • Conserve el cuchillo de cerámica siempre en la funda de protección suministrada.
  • No recomendamos la limpieza en el lavavajillas, a menos que se asegure que el cuchillo no roce o pueda golpear.

 

Sigue las instrucciones que te dé el fabricante, evitando así cortar alimentos duros, huesos, productos congelados o usar tablas inadecuadas para el corte, pues todos estos elementos acaban por deteriorar la hoja de forma prematura.

La escogencia de cuchillos no es algo que deba tomarse a ligera. Deben considerarse aspectos como el filo, la fabricación y hasta el diseño. Debe proporcionar un corte perfecto ya que de esto dependerá el éxito de una receta, no debemos olvidar que, un cuchillo es una herramienta y en este caso en el entorno de la cocina, así que contra mejor sea esa herramienta mejores trabajos podremos realizar.

 

Datos técnicos

El material es el óxido de circonio, que se caracteriza, en particular, por su gran dureza y resistencia al desgaste. Ningún otro material conserva el filo durante tanto tiempo.

Proceso de fabricación

Las hojas de cerámica se fabrican con polvo de óxido decirconio que se moldea bajo alta presión. Al cabo de un día de permanencia en los moldes, las piezas brutas son sinterizadas a una temperatura extremadamente elevada. Como último paso del proceso, se afila la hoja del cuchillo. La cerámica es un material muy compacto que permite obtener un filo muy durable, porque una elevada densidad significa también una elevada resistencia al desgaste.

Afilado

Debido al proceso de fabricación especial, después del sinterizado. Las hojas son planas y no onduladas. Gracias a este avance tecnológico, solo es necesario afilar la arista de corte y no toda la hoja, como es habitual en los otros cuchillos. Esto permite evitar la formación de grietas muy finas que el ojo humano no alcanza a ver. Para reafilar los cuchillos, le recomendamos usar un afilador de diamante.

Deja un comentario