Saltar al contenido

Perfumes para hombre

perfume

Permumes para hombre

El uso del perfume es algo totalmente normal y cotidiano. Utilizamos fragancias o colonia para oler bien, para agradar a los otros, nos hacen sentir bien animicamente y es capaz de proyectar su olor varios metros a nuestro alrededor, siendo tal que eligiendo bien la fragancia podemos tener un sello inigualable en entrevistas, reuniones social. La gracia de los perfumes estriba, precisamente, en su capacidad de personalizarnos y dejar un recuerdo etéreo del portador. Un buen perfume cambiará sutilmente dependiendo del tipo de piel que se tenga con un PH más o menos ácido, lo que se haya comido o el entorno en el que se haya estado. de tal modo que un permime puede ser un sello de nuestra identidad.

Podemos dividir en 4 categoría generales y de ellas subdividirlas pero quedémonos con los parámetros principales

la diferencia entre un Eau de Parfum o un Eau de toilette, por ejemplo. No es sólo cuestión de nombres sino de concentración y duración; por eso es bueno conocer las características de cada uno y elegir el acorde a la situación y ocasión:

  • Extracto: tiene más concentración de esencia aromática, que puede llegar hasta el 40%.
  • Eau de parfum: tiene entre un 15 y un 19 de concentración.
  • Eau de toilette: posee entre un 6 y un 10% de concentración, y aquí predominan sólo las notas de salida.
  • Agua de colonia: es más refrescante que el perfume y menos intenso.

Un perfume para cada estación del año

Hay muchas características para tener en cuenta al elegir una nueva fragancia, y una sin duda es el propio gusto. Pero también hay que pensar, por ejemplo, en los aromas que van bien con el clima de la época en la que nos encontramos:

  • Para el verano, van mejor los frescos y frutales. Como usamos menos ropa, podemos elegir fragancias más ligeras, porque la piel estará más expuesta y no van a perderse.
  • En el otoño, podemos aprovechar los primeros días fríos para atrevernos a un perfume más intenso y sofisticado.
  • El invierno es sin duda el momento de utilizar esas fragancias fuertes que tanto te gustan. Perfuma también tu abrigo, tu cabello, tu bufanda.
  • Con la primavera todo vuelve a florecer, y no hay mejor manera de hacer gala a los primeros días cálidos que con suaves notas florales.

En líneas generales podemos decir que los perfumes se dividen en varias bases que les caracterizan:

  • Florales: son mas fuertes y dulces y están formados a base de flores.
  • Citricos: compuestos a base de frutas cítricas, son perfumes frescos y ligeros.
  • Orientales: con base de especias, minerales y maderas que les hace más pesados y sensuales.
  •  Amaderadosson los que contienen notas de madera, musgo, incienso, ámbar o resinas

Breve historia de los perfumes

Los inicios de la perfumería se remontan a la Edad de Piedra, cuando los hombres quemaban maderas aromáticas para complacer con humo a sus divinidades. En la Antigua Mesopotamia, los sumerios parecen ser los primeros en la historia en crear un perfume.
De hecho, en su literatura se encuentran muchas referencias a la perfumería.

Sin embargo, fueron los egipcios quienes, en el Antiguo Egipto, fomentaron esta industria, así como la cosmética.

Fue hacia el año 539 a.C., los persas dieron un paso más y maceraron flores en aceite, que luego exprimían. Incluso, cuentan que fueron llevadas diferentes flores exóticas provenientes de India y Arabia, para poder crear perfumes en Babilonia.

Cerca del año 334 a.C., los perfumes llegan a Grecia, tras la conquista de Alejandro Magno, donde los consideraban de origen divino y hasta creían que las mujeres que los elaboraban tenían poderes. Con los griegos aparecen los frascos de cerámica para guardar las fragancias. Y de aquí, a través del Mediterráneo, llegan hasta otras latitudes como el Cercano Oriente, España y Roma, donde se instalaron los primeros perfumistas.

Los fenicios, fueron los primeros en comerciar con perfumes

En la Antigua Roma se constituyó el primer gremio de perfumistas, los influyentes ungüentarii, que fabricaban tres tipos de ungüento:

  1. Sólido, cuyo aroma contaba con un solo ingrediente a la vez, como la almendra o el membrillo.
  2. Ungüento líquido elaborado con flores, especias y gomas trituradas en un soporte aceitoso.
  3. Perfume en polvo hecho con pétalos de flores pulverizados a los que se añadían ciertas especias

Última actualización el 2021-09-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

A %d blogueros les gusta esto: