Saltar al contenido

Las vendas kinesiológicas

Las vendas kinesiologicas

El producto es un tipo de fina venda elástica de algodón que afirma ser capaz de estirarse hasta un 130-140% su longitud original.​ Como resultado, si la venda se aplica a un paciente con un estiramiento mayor que la longitud normal, retrocederá tras ser aplicado y creará una fuerza de tracción en la piel o músculo sobre el que se aplique. Esta propiedad elástica única permite una amplitud de movimiento mayor comparada con las vendas blandas atléticas tradicionales y pueden dejarse durante largos periodos de tiempo antes de la reaplicación.

Las vendas kinesiológicas son una técnica de rehabilitación y alivio del dolor que ha ganado popularidad en los últimos años. Aunque su origen se remonta a la década de 1970, su uso se ha extendido en diferentes áreas, incluyendo el deporte, la rehabilitación y el tratamiento del dolor crónico. En este artículo, exploraremos qué son las vendas kinesiológicas, sus beneficios, cómo aplicarlas correctamente y sus diferentes usos.

¿Qué son las vendas kinesiológicas?

Las vendas kinesiológicas son tiras delgadas y elásticas de algodón con un adhesivo hipoalergénico en la parte posterior. Se utilizan para aplicar sobre la piel con el objetivo de mejorar la función muscular, aliviar el dolor, reducir la inflamación y acelerar la recuperación de lesiones. Las vendas kinesiológicas vienen en varios colores y se aplican en patrones específicos según el objetivo terapéutico deseado.

Beneficios de las vendas kinesiológicas

Las vendas kinesiológicas ofrecen varios beneficios. En primer lugar, su elasticidad permite una amplia gama de movimiento sin restringir la circulación sanguínea ni limitar la movilidad. Además, las vendas kinesiológicas proporcionan soporte y estabilidad a las articulaciones y músculos debilitados o lesionados, lo que puede ayudar a prevenir nuevas lesiones y acelerar la recuperación. Además, se ha demostrado que las vendas kinesiológicas reducen la percepción del dolor al estimular los mecanorreceptores de la piel, lo que puede mejorar la función muscular y aliviar el dolor en áreas afectadas.

Cómo aplicar las vendas kinesiológicas

Aplicar las vendas kinesiológicas correctamente es esencial para asegurar su eficacia. Aquí se describen los pasos para aplicarlas adecuadamente:

Paso 1: Preparación

  • Lave y seque bien la piel antes de aplicar las vendas kinesiológicas.
  • Asegúrese de que la piel esté libre de aceites, lociones o sudor, ya que esto puede afectar la adhesión de las vendas.

Paso 2: Aplicación

  • Corte las tiras de venda kinesiológica en la longitud deseada, teniendo en cuenta el área del cuerpo que desea tratar.
  • Retire el papel de respaldo del adhesivo de la venda, pero evite tocar la parte adhesiva con los dedos para evitar la transferencia de aceites o suciedad.
  • Aplique la venda kinesiológica sobre la piel estirándola ligeramente, pero sin estirarla en exceso, ya que esto puede causar molestias en la piel.
  • Frote la venda con las manos para activar el adhesivo y asegurarse de que esté bien adherida a la piel.
  • Repita el proceso con las tiras adicionales, solapando ligeramente cada tira para crear el patrón de aplicación deseado.

Paso 3: Retirar las vendas

  • Para retirar las vendas kinesiológicas, estire suavemente la piel y retire las tiras lentamente en dirección opuesta al crecimiento del vello.
  • Evite tirar bruscamente de las vendas, ya que esto puede causar irritación en la piel.

Usos de las vendas kinesiológicas

Las vendas kinesiológicas se utilizan en una variedad de situaciones, incluyendo:

Para deportistas

  • Los atletas utilizan las vendas kinesiológicas para mejorar el rendimiento deportivo, prevenir lesiones y acelerar la recuperación de las mismas.
  • Las vendas kinesiológicas se aplican en áreas específicas del cuerpo para proporcionar soporte y estabilidad a las articulaciones, músculos y tendones durante la actividad física.

En rehabilitación

  • Las vendas kinesiológicas son ampliamente utilizadas en la rehabilitación de lesiones musculoesqueléticas, como esguinces, distensiones musculares, tendinitis y otras lesiones deportivas o traumáticas.
  • Se aplican en patrones específicos para mejorar la función muscular, reducir la inflamación y acelerar la recuperación de los tejidos lesionados.

En el dolor crónico

  • Las vendas kinesiológicas también se utilizan en el manejo del dolor crónico, como el dolor de espalda, artritis y otros trastornos musculoesqueléticos crónicos.
  • Se aplican en áreas afectadas para aliviar el dolor, mejorar la función muscular y reducir la inflamación

Las vendas kinesiológicas

Fueron creadas en Japón en 1979 por un quiropráctico, comenzaron a ser populares en competiciones nacionales, internacionales y en los mismo Juegos JJOO de Río 2016.

El vendaje neuromuscular o vendas kinesiológicas es una venda elástica terapéutica usada para una variedad de trastornos, especialmente lesiones relacionadas con el deporte. Hay muchas afirmaciones a los efectos del vendaje neuromuscular, incluyendo el apoyar a los músculos y articulaciones lesionadas, calmar el dolor, e incrementar el flujo linfático y sanguíneo en la zona lesionada.

La venda se usa en terapia para relajar los músculos tras un ejercicio intenso o en la rehabilitación para ayudar a los músculos con poca capacidad.

Su aplicación dura aproximadamente de 3 a 5 días dependiendo de una buena técnica de colocación y la calidad de la venda. Es uno de los productos de rehabilitación que complementan el rol de la medicina, estabiliza y fortalece los músculos mejorando la circulación, evitando calambres y quitando el estrés, proporciona un apoyo externo que ayuda a prevenir una lesión o a recuperarte de ella.

Efecto fisiologico en el uso de cintas o vendas kinesiológicas

Alivio del dolor

Gracias a las cintas nuestros receptores del dolor disminuyen, lo que provoca que, cuando las llevamos puestas, no lo notamos tanto que sin ellas. De este modo, podemos decir que las cintas kinesio tienen un efecto análgesico que puede resultarnos muy útil.

Antiinflamatorio

Al colocar la cinta en la zona afectada, se acelera el drenaje local. Gracias a esto, podemos notar un efecto antiinflamatorio en la zona, que nos ayudará a conseguir mejores marcas.

Mejora la movilidad

Cuando tenemos una lesión o dolor en algún músculo, lo normal es que nos cueste más moverlo que de costumbre. Puesm con las cintas nuestra respuesta neuro-mecánica mejora y podremos notar una mejora en nuestra movilidad.

Última actualización el 2024-02-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados